SaaS, on premises o en Private Cloud: ¿cuál es la opción de implementación adecuada para ti?

La implementación de la solución de asistencia remota de AMA se puede llevar a cabo de diferentes maneras: SaaS, en private cloud u on premises. Vamos a analizar las tres principales diferencias entre estas opciones para ayudarte a determinar cuál es la más adecuada para tu negocio.

  1. Implementación

Una empresa que no quiera añadir ningún sistema de información puede verse atraída por la simplicidad de un SaaS: no hay que comprar ningún servidor o máquina virtual, no hay que tener conocimientos internos especializados sobre la infraestructura de TI y, lo más importante, aporta recursos informáticos que se adaptarán a medida que la empresa crezca y necesite espacio adicional. Una vez que el proveedor de servicios ha preparado, configurado e implementado la plataforma SaaS en un public cloud, todo lo que tendrás que hacer es adquirir una suscripción y acceder a la aplicación de asistencia remota a través de un navegador web. El plazo de comercialización es, por tanto, muy rápido.

Asimismo, la implementación de un private cloud es tan rápida como la de un SaaS. La diferencia principal es que tu servicio se alojará en servidores que están aislados de otros por completo y dedicados a tu organización de manera íntegra. Este entorno de private cloud aporta mayor flexibilidad, disponibilidad de recursos y seguridad.

Por otro lado, una empresa que quiera almacenar datos de manera local y gestionar sus propios servidores preferirá adquirir un software para implementarlo on premises. Así, puede aumentar el rendimiento de la inversión de sus servidores.

  1. Presupuesto

Una de las diferencias entre la implementación de SaaS y en private cloud, por un lado, y on premises, por el otro, es el coste. El SaaS y private cloud se basan en una tarifa de suscripción mensual, mientras que la implementación on premises supone una única inversión inicial adicional en la instalación de la maquina virtual en tu servidor. El SaaS y private cloud tienen, por lo tanto, un coste de entrada menor, mientras que la implementación on premises supone un gasto de capital debido a la inversión continua en mantener el sistema actualizado y mejorado. Depende de ti decidir qué opción encaja mejor con tu presupuesto. Según 451 Research, los private clouds pueden ser más baratas para muchas empresas debido a su coste total de propiedad.

  1. Asistencia y mantenimiento

Con SaaS y el private cloud, el proveedor de servicios elegido se encargará de los problemas técnicos y será responsable de mantener y actualizar el software, así como de asegurar una infraestructura segura y fiable. Si tu empresa maneja datos confidenciales, se te aconsejará alojar la solución de asistencia remota en servidores que cumplan con la norma HIPAA o HDS. Así, podrás almacenar tus datos confidenciales de manera segura. No sucede así con la implementación on premises, donde el departamento de TI de la empresa controla estas operaciones. Con frecuencia, el proveedor de SaaS contará con mayores medidas de seguridad y contingencia que una infraestructura on premises.

Blog
SWITCH THE LANGUAGE

AMA NEWS

Our Events

Latest Videos